• Inicio

Journal#4. Una fuerza para el bien

¿Y si cada uno de nosotros decide convertirse en un superhéroe y ser una fuerza para el bien?

Tomar acción, cada uno desde donde estemos, en lo que podamos. Sin lugar a dudas, nosotros podemos hacer mucho más que muchas personas que no pueden hacer otra cosa que intentar sobrevivir . Nosotras en All One, hablamos de 3 pasos:

  1. Mindfulness. Darnos cuenta del poder de nuestra atención.
  2. Meditación. Buscar momentos de soledad, de conexión y reflexión.
  3. Compasión. Acción desde nuestro centro.

Hace unos días leía un post en LinkedIn de Daniel Goleman, el alma máter de la inteligencia emocional, hablando de su libro Una fuerza para el bien que hizo junto al Dalai Lama.

Aquí traduzco su post:

” Hace unos años me reuní con el Dalai Lama para un libro que estaba escribiendo. Y ahora, con esta tensión que hay en el mundo, estas lecciones resuenan en mi mente con intensidad.

A medida que se desatan las fuerzas de la división, ha llegado el momento de hacer brillar una fuerza opuesta, que sea para el bien. Cada uno de nosotros puede unirse a esa fuerza para un mundo mejor, y el mindfulness (o atención plena) desempeña un papel crucial.

El Dalai Lama ha establecido un mapa estratégico para esta fuerza, centrándose en el bien que cada uno de nosotros puede hacer.

Hay tres pasos: En primer lugar, cuidar de nuestra calma interior. Segundo, seguir un timón interior hacia la compasión. En tercer lugar, actuar ahora, de la manera que sea posible.

Cada uno de nosotros tiene herramientas para ayudar a cambiar el mundo en una mejor dirección.

Mindfulness, por supuesto, ofrece un método poderoso para tener calma interior y claridad. Las investigaciones muestran que desde el principio mindfulness fortalece la concentración y disminuye la distracción, por lo que podemos centrarnos mejor en nuestros objetivos. Y que la atención también calma la amígdala , que desencadena reacciones que podemos lamentar más tarde. Así que la práctica de la atención plena nos da ese fundamento interior de la fuerza mental.

En cuanto a la compasión, aquí, también, los estudios científicos confirman el poder de la meditación de la compasión o bondad amorosa -que es el acompañamiento natural a mindfulness- para aumentar nuestra cuidado y atención por los demás, nuestra generosidad y ser más propensos a poner esos sentimientos en acción ayudando a alguien en necesidad.  Nos involucramos en la vida con la compasión como guía en todo lo que hacemos.

Luego, ya desde esa postura calma, clara y cuidadosa, actúa ahora, dice el Dalai Lama. Cada uno de nosotros tiene herramientas para ayudar a cambiar el mundo en una mejor dirección. Cada uno de nosotros tiene una esfera personal de influencia; Algunos de nosotros tenemos varias posiciones de poder; Podemos tener conjuntos de habilidades especiales. Combinémoslos de la mejor manera  para utilizarlos hacia lo mejor.

Hay cinco arenas que el Dalai Lama ve como críticas para el futuro de nuestro mundo:

 

Oponernos al pensamiento nosotros-ellos.

En estos tiempos, esto parece un lugar convincente para poner nuestra energía. Ervin Staub fue salvado de los nazis siendo un niño en Hungría cuando el diplomático Raúl Wallenberg le dio un pasaporte sueco. Como psicólogo social, ha estudiado las raíces del mal, y dice que permanecer en silencio ante la presencia del racismo da señales de consentimiento. Hay que dar voz.

Pero no concentremos todas nuestras energías allí. Hay otras heridas para curar:

 

Nuestro entorno.

“La Tierra es nuestro hogar y nuestra casa está en llamas”, dice el Dalai Lama. El calentamiento global se ha convertido en el cartel principal, pero hay ocho sistemas globales que apoyan la vida en nuestro planeta, cada uno de los cuales está sufriendo cada día el daño continuo de las actividades de los seres humanos  La forma de ayudar aquí va desde la eliminación de plásticos derivados del petróleo de nuestras vidas y de la cadena de suministros a la demanda de un aire limpio.

 

Oponernos a la injusticia.

Promover la transparencia y la responsabilidad detiene la corrupción y  la ruina de una sociedad justa. Una vez más, las estrategias abarcan desde el periodismo de investigación hasta una mejor formación de la policía y un juicio correcto a quienes abusan del poder de alguna manera.

 

Una economía más humana.

La brecha creciente entre ricos y pobres, dice el Dalai Lama, parece un “crimen moral”. Esta brecha ha estado en juego, por ejemplo, en el debate sobre la seguridad social  – en muchos otros países la salud es un derecho universal, no sólo para aquellos que pueden pagar. Una economía humana significa encontrar vías para disminuir la brecha entre los ricos y los pobres.

Ayuda a los necesitados.

Este parece pan comido, pero las formas de promulgar tal ayuda incluyen no sólo dar ayuda directa – como un dar una mano a una persona sin hogar – sino también ayudar a ayudarse a sí mismos – por ejemplo, ayudándoles en la capacitación laboral.

 

Educar el Corazón.

El futuro del mundo está en manos de nuestros hijos. Una educación que incluya una atención plena y cuidadosa dará a los jóvenes herramientas para actuar de forma natural hacia una sociedad mejor.

Por último, actúa ahora, de la manera que sea. De lo contrario, las fuerzas tóxicas de libertad definirán nuestro tiempo. Pero cada uno de nosotros actuando a nuestra manera podemos crear juntos una fuerza más fuerte para el bien.”

 

 

 

Si quieres compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Etiquetas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X